Balada punk canadiense

“Estoy mejor por mi cuenta”, rezaba la letra de una de mis canciones preferidas cuando tenía doce años. Punk-rock canadiense. ¿Y por qué me gustaba tanto? Porque me identificaba con la letra, me mezclaba con el ritmo, parecía hecha a mi medida, como todo lo que preferimos en esta vida. Cuanto más nuestro, mejor.

Aquello sólo eran los primeros síntomas de una realidad que no tardaría en manifestarse. Lo confieso: siempre he procurado mantener las distancias, mi espacio personal (e intransferible) solía ser más amplio que el de los demás. Bueno, cada uno tiene lo suyo, ¿no? Algunos lo llaman “problema”; yo prefiero llamarlo “independencia innata”. A veces me sobra la gente, qué quieres que te diga. Aquí sólo quepo yo.

Se me hinchan las narices, me doy la vuelta y me voy. Pa’ un rato o pa’ siempre, eso ya depende de ti. Y no me busques, porque no me vas a encontrar. Tampoco intentes dar con una explicación, no tiene por qué haber un motivo. Ya volveré yo sola, cuando pase la tormenta, cuando haya disfrutado de mis horas de soledad autoprescritas. Que yo procuro no ofender, oiga, y tampoco dejo a nadie con la palabra en la boca; el respeto es lo primero que hay que tener en cuenta. Yo sólo quiero mi ratico, el justo y necesario.

Y así, el “estoy mejor por mi cuenta” (“I’m better off on my own” para los bilingües, que ahora está de moda) se convirtió poco a poco en uno de los eslóganes de mi marca personal. Y no es que fuera con el bozal por la calle como un Dóberman, a riesgo de morderle al valiente de turno que se acercara demasiado. No, no; la sonrisa siempre por delante, y los buenos modales al lado, bien cerquita. Que la buena educación no está reñida con la introversión. De hecho, poca gente conoce esa parte de mí. La mayoría simplemente piensa que estoy demasiado ocupada.

Ahora, llegados a este punto, ya que tenemos algo más de confianza tú y yo (te acabo de contar mi vida en cuatro párrafos), te voy a pedir una cosa: vuelve a las primeras líneas y dime que lo que acabas de leer no es tu balada punk canadiense particular. Ahora sí, ¿verdad? Ahora sí que lo has entendido.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s