Nómada

Como una troupe itinerante de artistas callejeros; como una familia de cíngaros; como el aire que ahora mismo respiras. Me muevo con la música y me alimento de la brisa del mar. Soy nómada de alma; no me quedo nunca en un sitio demasiado tiempo; no soy de echar raíces, pues empiezan a asfixiarme en cuanto crecen demasiado. Nunca me sentí del lugar donde nací, así que simplemente soy de todas partes, incluso de las que me faltan todavía por descubrir.

Soy nómada de pensamiento. Y no es que me cambie de bando constantemente, es que nada en la vida es blanco o negro, simplemente no hay bandos; siempre hay matices, siempre hay tonalidades, y aprender a respetarlas todas es una asignatura aun pendiente para aquellos que me llaman variable. Nos enseñaron a etiquetarlo todo, a construirnos nuestros propios límites porque ellos nunca fueron lo suficientemente valientes para intentar atravesar los suyos. ¿Qué más da tener razón? La poesía se halla en la discusión, en el debate, en la diferencia; sólo así hay aprendizaje.

Soy nómada de corazón, también. Me falta el aire cuando empiezo a notar las cadenas en mis muñecas, atándome a una realidad que yo no he elegido. Cuando las piedras empiezan a chafarme las alas, y me es imposible alzar el vuelo. Pero me quedo donde me quieren, me cuidan y respetan mi necesidad de libertad y soledad. Y me quedo muy a gusto y el tiempo que haga falta, como un gato callejero cuando decide volver siempre al mismo portal.

Puede que algún día no le vea sentido ya a eso de seguir vagando sin rumbo. Puede que encuentre unas raíces que no me ahoguen al contacto con mi piel. Puede que convierta mis pasos en ganas de despertarme todos los días bajo el mismo sol. O puede que no, que el camino sea mi único aliciente para intentar responder todas mis preguntas (demasiadas, todavía), y que mis pies descalzos vuelvan a tirar de mí hacia delante para decirme: “sigue caminando”.

 

Anuncios

2 comentarios en “Nómada

  1. Kayler dijo:

    El debate de la tolerancia es un tema tan complejo que daría para un artículo entero, y nos quedaríamos cortos. De hecho, llevo tiempo queriendo publicarlo, pero ninguno termina de convencerme del todo para mostrarlo aquí.
    Gracias, de corazón 🙂

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s